Soltera Codiciada Manual de la Soltera Codiciada

Déjame ser la Beyoncé de tu playlist

Lección #94: El eterno “todavía”.


kris

Son amigos, por eso es que la relación entre los dos va a funcionar eventualmente porque, más que agarres, más que afanes, más que es-domingo-necesito-sentir-que-no-estoy-solo-en-el-mundo-ven-acá, son amigos. Lo que implica que se quieren, se respetan, se cuidan y buscan lo mejor el uno para el otro. Eso es lo que te dices, una y otra vez mientras intentas olvidar el hecho de que, una vez más, las cosas entre los dos han ingresado a terreno incierto.

¿Te está hueveando?

No, obvio que no, no sería capaz, te conoce demasiado, te quiere demasiado, es más, te lo ha dicho. Te dijo que justamente es ese cariño que siente por ti el que le impide concretar algo contigo porque no quiere hacerte daño, porque no está seguro y tú eres una joya demasiado preciada como para arriesgarse a perderla por intentar algo más.

Lindo, un caballero caray. De hecho hay una mesa redonda en algún lado con un puesto vacío.

Entonces tú pasaste a liberarlo de culpas y remordimientos de conciencia aclarándole que no importa, que será lo que tenga que ser, que la vida es una sola, carpe diem y voulez-vous coucher avec moi ce soir .

Y, bueno, igual no pasó nada. Paso todo, pero no pasó realmente nada.

Así que, como condorito, volviste a exigir explicaciones y fue ahí cuando te dijo la verdad. Sí, había una verdad detrás de la verdad y no te sorprendió porque sentías que ABVIA que debían haber otras excusas más fuertes para no estar contigo cuando los dos son tan compatibles y parecen estar tan destinados a estar juntos.

¿Tiene traumas de niñez? ¿Enfermedades extrañas? ¿Tira tan rico que tiene miedo de abrumarte? #OjaláSeaEsoSeñor

En realidad…hay algo sobre ti que no le cuadra. Algo sobre ti le genera inseguridad. Tú eres la causante de que esta historia no deje de estar en puntos suspensivos. TÚ. Tú, que le ves la cara, que le has demostrado una y mil veces cuanto te importa, que has vuelto con la bolita cada vez que te la ha lanzado lejos, que tienes tatuada esta cara de idiota modelo cuando lo miras y hablas de él como el ser humano más perfecto que ha agraciado este mundo y que no se apellida Gosling.  TÚ, de alguna bizarra manera, no le convences. Y no es que te diga que no eres suficiente, no no no no no noup nou nou nou, es solo que, bueno, necesita más evidencia (aún) para tomar su decisión.

Yo no te digo que no tengas tu buen par de defectos. Claro que los tienes. Todos somos hasta las huevas de alguna manera y las personas tienen derecho a no querer tener algo contigo y darle “a la izquierda” a tu foto #TinderTodoLoSabe.

Pero este no es ese caso, aquí lo que tienes es al famoso “eterno todavía”: alguien que parece estar siempre a punto de, que está lleno de razones por las que le encantas como persona y aún así, no son suficientes para querer tener una relación contigo. Y es malo, es tóxico porque te hace sentir que tienes el control, que si tú cambias esto o aquello, si eres más así o asá, las cosas pueden cambiar y por fin llegar a donde quieres que lleguen.

Es una ilusión, hermana, todo eso. Es la película feliz que él te proyecta para que sigas motivada pero es una fantasía, un oasis. No hay nada después de esa línea de meta más que nuevos grados de incertidumbre e inseguridad. Y lo peor es que aún así lograras tu objetivo (eso no sonó NADA patético) ya empezaron con el pie izquierdo, porque nada bueno o bonito nace de no sentirse suficiente.  

Mi pregunta es, ahora que ya te deprimí… ¿por qué no estás enojada?

“No sé, porque pobeshito, fácil ni se ha dado cuenta”

#CierraElPico y déjame decirte por qué estar enojada:

Porque él cree que puede extender indefinidamente el periodo de “free trial” y seguir usando todas las funcionalidades, sin comprar la app.

Porque estás empezando a considerar que es válido el tener que CONVENCER a alguien de estar contigo.

Porque te sigue vendiendo el cuento del amigo cuando un amigo no te hace daño, no te pone en lista de espera, no te hace dudar sobre ti misma.

Porque pediste una hamburguesa y las papas llegaron aguachentadas y no mandaron extra ají (ok, esta es un poco off topic pero igual llega al huevo).

Porque todo gira alrededor de lo que él quiere, necesita y le falta pero tú debes mantenerte esperando sentada, con tu numerito en la mano, viendo videos perdedores a ver si algún día te toca a ti pedir lo que quieres.

Ok, entonces, ahora que estás un poco irritada: agarra tu teléfono, llama a tu amiwi y déjale claro que “mucho mérito pa tan poco premio”.

Lección #93: 9 cosas que harían que afanar fuese más fácil.


joey

1. Después de salir juntos por un tiempo determinado, automáticamente se vuelven novios.

Por regla, después de una X cantidad de salidas, el estado sentimental de los dos cambia sin preguntar. Sería un mundo más feliz si no hubieran zonas grises y ambiguas donde todo el rato pareces estar “a punto de” pero nunca se dispara el gatillo; un mundo donde no existieran las conversaciones incómodas sobre “a dónde va esta relación?” y “acaso tú no quieres lo mismo que yo?”. 

2. Que el acceso a redes sociales solo se desbloqueara cuando ya hay algo serio.

Porque recién has salido con él una vez y no estás lista para agregarlo al facebook y que vea tus fotos de la época en que no existía el laceado brasilero.

3. Un informe detallado escrito por su ex.

Si hay un cambio de mando, debería haber también una manera de “ponerse al día” con lo que deja la persona que sale del puesto, porque hay cosas lindas que descubrir por ti misma y otras que, carajo, hubiese sido bueno que alguien te las advirtiera.

Algo así como:

Apartado #1 Sobre ciertos tamaños y habilidades.

Apartado #2 Acerca de la relación con su madre y la frecuencia de llamado diario.

Apartado #3 Sobre los momentos en los que considera apropiado usar crocs.

Cosas básicas antes de tirarte a la piscina.

*No estaría demás que el informe viniera con una declaración firmada adjunta donde ella se comprometiera a mantener su distancia y engordar un poco.

4. Un diccionario oficial de lo que significan los emoticones en diversos contextos.

Cualquiera que piense que las relaciones se han facilitado con la tecnología, claramente no ha intentado afanar por whatsapp. Está el terror de las flechitas azules, el perturbador stalkeo de las últimas horas de conexión y por supuesto… los emoticones. Ya la vida no es suficientemente difícil como para que tengamos que confundirnos diariamente con las sutilezas de estos mini dibujos diabólicos? Uno no nace sabiendo si la carita mandando beso es solo simpática o afanosa porque no es la que está mandando beso en forma de corazón (😘) pero sí es la que está con roche (😚), algo es algo, por lo menos no es la que no tiene nada (😗), porque esa debe significar que te quiere como una hermana.

Solo acordemos qué significa qué y vivamos en paz.

5. Un código QR obligatorio en la ropa que redireccione a nuestro VERDADERO estado sentimental.

Algo así como una fiesta semáforo constante solo que sin la degeneración. Dado que la honestidad no es el fuerte de varios, estaría bueno saber si estamos apuntando al arco o haciéndonos autogol. 

6. Un mail de advertencia cuando estás a punto de entrar en la Friendzone.

Tipo una simple notificación de “usted tiene 2 días hasta que desaparezca el umbral de oportunidades cachondas, después de eso estaremos obligados a volverlo su amigo y que le diga que la quiere mucho y pase a contarle sobre la gente a la que sí le tiene ganas”

7. Que todos los que le ponen like a su propia foto llevaran un sello en la frente. 

Because, issues.

8. Un scanner de intenciones.

Un aparato que puedas llevar contigo a cualquier situación potencialmente romántica y que te ayudara a interpretar señales amorosas. Tipo si en realidad esa mirada fue tan “letal” como te pareció o si el hecho de que te dijera “el azul te queda lindo” fue una declaración de amor eterno o solo una apreciación estética. Sumamente útil también a la hora de decidir si ven una pela en la sala o en su cuarto. 

9. Un quebrador de hielo:

Te has pasado los últimos dos minutos enamorada del chico con lentes sentado solo con su laptop en la mesita del fondo en Starbucks. Quieres acercarte pero te paraliza el miedo y la posibilidad de que una vez al frente de él, te pongas a balbucear incoherencias y llorar. O tal vez estás en esa primera cita y el mozo todavía no viene y ya le preguntaste sobre la chamba y sientes que todos los temas de conversación se han extinguido para siempre de tu cabeza. Ahí es donde entraría el “quebrador de hielo”: le mete conversa, prueba el terreno, lo hace reír un poco, relaja los ánimos y te lo deja servido.

Algo que aportar a la causa? Usa el HT #AfanarSeríaMásFácilSi en los comentarios, twitter o facebook y cuéntame qué se te ocurre (a ver si el universo nos escucha y se hace una).

Lección #92: Cómo ser un mal ex.


giphy (1)

Algunos hombres, como los chifas de 5 lucas, después de terminar con ellos se te quedan regresando y haciéndote sentir mal. Aquí un par de características de estos tóxicos personajes:

Te sigue contactando (a pesar de que le pediste que no lo hiciera):

Una a veces se pregunta si está teniendo problemas de pronunciación o episodios diabólicos en los que hablas en otros idiomas sin darte cuenta, porque aparentemente cuando dijiste “no hablemos más, es mejor así”, él escuchó: “por favor sigue comunicándote conmigo por diversos dispositivos, sobre todo en las madrugadas cuando estés borracho, esas son mis favoritas”. Y no es que no quieras, obvio que quieres, pero al igual que ese balde de KFC, sabes que al final te hará daño, por lo que mantienes tu distancia. Él, por su lado, no tiene ningún problema en seguir jugando con tu estabilidad mental y emocional así que no pierde oportunidad para colarse de vuelta en tu celular, en tu día, en tu vida.

¿Por qué? Porque disfruta sabiendo que te mantiene cerca, que es ese spam que no logras bloquear. No te engañes pensando que ésta es una muestra de cariño o interés, es más valioso aquel que sabe darte el espacio que necesitas.

Te reclama o te monta escenas de celos:

Uno no va a la tienda y devuelve un saco para después reclamarles que porqué lo han puesto en exhibición de nuevo. Si tú no lo quisiste, no lo cuidaste, no lo apreciaste como debías mientras fue tuyo entonces no puedes andar indignándote porque alguien más lo hace.  Este ex siente que debes “respetarlo” por un largo periodo de duelo y castidad mientras él se revuelca con todas las niñas que por fin sacaron DNI pero lo cierto es que uno de los beneficios de estar soltera es que no tienes que andar dándole explicaciones a ningún pelotudo posesivo con complejo de árbitro.

Citando a la Queen B: “if you liked it then you should’ve put a ring on it”.

Habla mal de ti:

En el fútbol la mejor defensa es el ataque, y así también lo es para algunos ex novios mononeuronales, usualmente cargados de inseguridades y temerosos de que los “patas” vayan a pensar que él quedó mal parado porque DIOS NO PERMITA QUE UN HOMBRE ESTÉ SUFRIENDO POR UNA MUJER Y MUESTRE ALGUNA EMOCIÓN POR OTRO MOTIVO QUE NO SEA LA PICHANGA DEL DOMINGO.

Entonces para salvarse el orgullo y dejar bien en claro quién tiene la sartén por el mango #NoTieneNiSiquieraLaSartén, se despacha con un par comentarios venenosos contra ti muy de la onda de “uff, de la que me libré”. No te preocupes mucho por él, el karma regresará en forma de calvicie.

*No menciono dentro de esta categoría a los que empiezan a amenazar con sacar videos – fotos íntimas tuyas porque esos no son “malos ex” , son delincuentes.

Le encanta confesarse:

Cuando dos personas terminan suele significar que ya no tienen un compromiso que las vincule y por lo tanto pueden hacer con sus vidas lo que les venga en gana, y eso es lo que varios hacen, repetidas veces. Lo divertido está cuando optan por venir a ti a contarte lo que hicieron y pedirte disculpas porque aparentemente una ex enamorada también funciona como sacerdote. Esta estrategia tóxica de confesionario busca solo restregarte un poco mucho lo fácil que le fue seguir con su vida, a la vez que intenta liberarse de la culpa en el proceso. Que le quede claro que por ti, puede irse directamente al infierno.

Te presume las nuevas conquistas:

La noticia de su nueva conquista es como una canción de Pitbull: insoportable y parece estar en todas partes. O sea, está claro que tiene el derecho a seguir con su vida, lo que es absolutamente innecesario es intentar volverlo el titular principal de tu día a día, a ver si se declara “ganador” de la contienda. Newflash: buscar restregarle a tu ex que ya encontraste a alguien nuevo no te hace ganar nada, solo te vuelve un cretino.

 

Entonces está bueno recordar que a veces los epílogos te enseñan más que todo el resto de la historia y que los buenos hombres siguen siendo buenos, aun después del punto final.

Lección #91: Sobria vs Borracha


celebs-drunk-vs-sober-5

Porque todo depende del ojo con el que se mire (y la cantidad de alcohol consumida previamente):

La honestidad:

Sobria: Esta chica nunca me cayó muy bien, siempre la encontré antipática así que terminaré esta conversación civilizadamente y me iré para otra parte. 

Borracha:

– Webona ahora que somos patas…

*la abraza

… siento que te puedo decir lo que sea ¿me entiendes? Te voy a confesar algo súuuuper gracioso: siempre me has caído como el orto de mal, creo que tiene que ver con la tremenda ñanga que tienes que pareciera que siempre la tienes pa’ariiba, pero eso no es justo porque es gigante y fácil naciste con ese defecto congenial (?) y quien soy yo pa juzgarte y decirte Tucán a tus espaldas…

La respuesta a la pregunta “¿Estás borracha?”:

Sobria: No, estoy tranquila.

Borracha:

– ¿Yiooo voyastar borracha? ¿YIO?…ah no, espérate, déjame pararme…

* Se para, tropieza y vuelve caer en el sillón

…jajajajaj no no, eso ha sido pura coincidencia mira mira voy a hacer el 4 pa que veas que estoy freshhhhh, ¿así es el 4?…

*solo está parada tocándose la nariz.

…¿no? ah ya sé, tú quieres que haga “el 4″ ¿verdad?, tipo chuculun, ¡dos dedos en el piso ah! ¡dos dedos en el piso!

*es llevada al sillón por dos amigos después de no poder recuperar su posición inicial.

La idea de combinar alcoholes:

Sobria:

– Oye, ¿quieres un ron después de esa chela?

– No broder, yo termino mi chela y estoy perfecta, ¡gracias!

Borracha:

– Oye, ¿quieres un ron después de esa jonca?

– ¿Qué tal si mejor NO esperamos a después y me sirves ahorita un poooquito de ron en este vaso de chela, porque al final todo igual se va a mezclar adentro ¿sabes? así que mejor vamos pidiendo la ronda de Jäger también porque con el alcohol como con el sexo hermano, una vez que le dices sí a algo nuevo, te dan ganas de seguir probando todo lo demás.

La comida

Sobria: Creo que tengo un poco de hambre, llegando a casa veré si como algo. 

Borracha: Tengo tanta hambre; siento que la última vez que comí estaban vivos todos los Beatles. Me acabo de imaginar una pizza de pepperoni hundida en mantequilla de ajo y creo que tuve un mini orgasmo. Siento que podría comerme una hamburguesa que estuviese adentro de un burrito y todo eso bañado en salsa chedar con papas fritas al costado. Y un milkshake, de hecho un milkshake. 

El cariño:

Sobria: Hola persona que tiene algún vínculo importante conmigo, déjame abrazarte por breves segundos y de ahí mantener una conversación que respete tu espacio personal.

Borracha: Perensejaaaaaaaaa!!!!!! webonaaaaa te amoooooooooo, abracémonos un culo hermana, abracémonos por los siguientes 15 minutos mientras te digo lo chévere persona que eres y recapitulo torpemente algún capítulo insignificante de nuestra amistad mientras pego mi cara a la tuya de manera que puedas oler por ti misma todos los tipos de tragos que tengo en el cuerpo.

El coqueteo

Sobria: Ese chico parece un idiota.

Borracha: Oh por dios ese pata es un dios, siento una vibra locasa entre los dos, fácil debería atraerlo primero con un par de movimientos sensuales…exacto, mira como muevo mis caderas de manera circular, que tal si ahora de manera oblicua… oops, se me chorreó un poco de trago en el vestido pero es un poco sexi ¿verdad?, aunque mi vestido sea blanco y esté tomando ron coca cola. Está bien, voy a agarrar contigo esta noche pero no le digas a nadie. 

Textear

Sobria:

*Pone a mamá en el destinatario

– Está buena la fiesta pero creo que ya me voy a casa en un rato :)

Borracha:

*Pone al ex en el destinatario

– T exrajo mishu alor, mamame =$

La música

Sobria: Buena canción.

Borracha: Estaaa es la mejoooor cancióooooon DEL MUNDOOOOOOO, webonaaa vamos a bailaaaar. ¿¿¿cómo que no me conoces??? tú solo siente el buuuum de este perreo intenso haaaasta aabajoooo, hastaaaa abajoooooooo… uy, jaja, me caí jajajajajajaja, ayúdameeeee…

El día siguiente:

Sobria: ¡Oh que día tan soleado el que me despierta! tal vez deba aprovechar e ir hacer power yoga y tomarme un batido green mientras hago “el águila” o intentar escribir mi primera novela después de resolver estos ejercicios matemáticos. 

Borracha: ¡¿Qué le pasa a mis ojos?! ¿¿Por qué me están apuntando con un láser amarillo?! Oh por dios ¿ya es de día? ¿Por qué estoy viva Señor, por qué permites que una hija tuya sufra de esta manera? Mi lengua, esta pegada a mi paladar, debo conseguir agua… nop, no estoy lista para pararme. Voy a quedarme inmóvil aquí hasta que dejen de hacerme acupuntura con clavos en la cabeza, ¿es posible que sienta mi lóbulo frontal y que tan grave sería que me lo quitara?… mi reino por una Gatorade.