Soltera Codiciada Manual de la Soltera Codiciada

Déjame ser la Beyoncé de tu playlist

Lección #97: El poder de la culpa

culpa

Sientes culpa por no tener el pelo más manejable, la frente sin líneas de expresión, la nariz más pequeña, los ojos más marcados, la boca más carnosa, las pestañas más rizadas, el torso más alargado, las tetas más grandes, el poto más levantado, la cintura más estrecha, el abdomen más plano, los muslos más contorneados, las pantorrillas más definidas, los pies más delicados. Sientes culpa por no estar comiendo menos, por no haber intentado suficientes dietas, planes nutricionales, batidos extraños.

Sientes culpa por decir que empezarás el gimnasio y no lo haces y cuando lo haces y lo dejas, sientes culpa por no ser consecuente con esa meta. Sientes hambre y robas un pedazo de pizza prohibido que una vez terminado, deja atrás el auto reclamo por haber sido débil y la decisión de subalimentarte todos los siguientes días para pagar por ello. No puedes disfrutar la comida porque sí, porque es un placer que no debería conllevar mayor cuestionamiento. No, la comida tiene que ser un premio al buen comportamiento y a su vez, un disparador de culpa tan fuerte que te encarrile de nuevo. Todo para bajar esos rollitos insoportables que se escapan por las orillas del jean y que están tan lejos de la foto de Instagram de la modelo de 18 años que sigues. Todo esto para impresionar a algún hombre al que ni siquiera le importa, un hombre al que tú no le exigirías de vuelta lo mismo.

Sientes culpa por ser demasiado desinhibida. Sientes culpa por la borrachera, el baile pegado, el mensaje calentón, el número de conquistas ascendente, las sábanas trajinadas. Sientes culpa porque te han dicho que así nunca te tomarán en serio, que así no actúan las damas, que nuestras hormonas, nuestra sexualidad, nuestros deseos nos deprecian, nos quitan valor de reventa, nos mosquean. Debes tratarte a ti misma como una reliquia, como una pieza que debe procurar conservarse, mantenerse intacta, impoluta porque así aumentará su valor.

Sientes culpa por no podértela con todo a la vez. Por querer escapar dos semanas a alguna isla desierta donde no tengas que alimentar al bebé a las 3am, ni depilarte entera para sentirte deseable, ni responder emails pasivo agresivos del trabajo. Sientes culpa por no estar casada cuando todos tus amigos lo están, por no ser madre cuando ya estás casada, por no tener una profesión cuando estás criando a los niños o por tenerla y estarlos descuidando. Sientes aún más culpa si no te interesa ni el matrimonio, ni la maternidad; es que al final, una parece estar siempre en falta.

Sientes culpa por tus fracasos amorosos. Te persigue, te asedia la sensación de que fallaste, que si tan solo te permitieran reescribir un par de cosas en la historia, podrías lograr un final feliz. Y el tema no es que no te hayas equivocado (porque sí que nos equivocamos en estos temas), es que la culpa te nubla con facilidad la cabeza, te hace repasarlo todo una y otra vez como si tu paz y tranquilidad emocional dependieran de encontrar el momento en que arruinaste todo y así poder autoflagelarte por ello. Te cuesta ver los errores como aprendizajes, prefieres verlos como razones para reclamarte, para obsesionarte con lo distinto que podría haber sido todo si hubieses omitido u agregado tal cosa. Sientes culpa y eso te amarra a una persona aún cuando el amor ya se ha ido.

La culpa te come por dentro, la culpa no es acción, no es cambio. Todo lo que proviene de la culpa está manchado por la inseguridad y la sensación de no ser suficiente. La culpa te endeuda, te persigue, te inhibe de defenderte o de perdonarte. La culpa nunca trae disfrute, alegría, realización.

Mírala a la cara, reconócela y oblígate a dejarla ir, oblígate a no tomar una sola decisión más que venga alimentada por ella y sé una mujer más libre por eso.

 

8 comments

  1. July dice:

    Y la culpa se eleva a la n-esima potencia cuando eres madres .. que si le das pecho, que si le das biberon, que mucho lo cargas, que no le dedicas atencion, que la tienes engreida, que la tienes descudiada .. ufff !!

    El mejor consejo que lei por ahi fue “sonrie, di que si a todo, mandalos a la mi@%% internamente, y has lo mejor que consideres … no eres superwoman … eres una mujer .. tienes derecho a cansarte, a patalear, y a equivocarte .. y asi aprender y avanzar! ”

    Lo interesante de todo esto, es cuando llegas a la mitad de los 30 .. la culpa disminuye en forma drastica .. al menos eso me paso a mi … y ahora canto misma Frozen “libre soy… libre soy … el frio tambien es parte de mi tambien!

    Saludos y Gracias !

  2. Nataly Lisset Trujillo Cuellar dice:

    Gracias por este mensaje. Es dificil ser fuerte en momentos en que una sola cosa puede ser capaz de disparar todo lo demas, en que haces retrospectiva a tu y vida, en que lo que no tienes gana a lo que tienes , en esa culpa. Pero hay que mirar adelante siempre!!! Gracias Soltera Codiciada :)

  3. Es cierto, las mujeres nos sentimos culpables por tantas cosas incluso por las que no hicimos y creo que algunas hasta las heredamos… pero digamos basta y seamos como realmente somos! seria un buen camino a la felicidad :)

  4. CLAU dice:

    MJ, SC, no leo tu blog hace huevo de tiempo, empecé a buscar algo que hacer en internet y me acordé de un blog que escribía una huevona muy cague de risa y te busqué, me sorprendió cuanto avanzaste en este tiempo, y me sorprendió haber avanzado yo también, no sé en que momento pasó, pero mirando atrás me doy cuenta que tengo lo que merezco y que me alegra mucho haber superado muchas de las cosas que leo y ahora solo me provocan risa, los buenos, malos y peores momentos que vivido y he superado.
    esa peculiar manera de escribir tuya me parece muy paja, directa, sin rodeos; ojalá sigas publicando para recomendarle el blog a Ivanna, mi hija, que apenas tiene 2 años, pero creo que muchas de estas cosas se seguirán viviendo.
    Saludos;
    Clau

  5. Laura dice:

    Este post ha llegado en el momento preciso. Es justamente a lo que le he dado vueltas estos días. Gracias.

  6. y dice:

    La culpa que te empuja a hacer cosas humillantes, con tal de conseguir el perdón de alguien que lastimaste…ese mismo alguien que te lastimó y no sintió la más mínima culpa.

  7. culpable xd dice:

    Excelente!!!! un alivio leerlo, onda… flacaaa para un poquito y disfruta!! saludos genia!

  8. culpable xd dice:

    siento qu estoy remando una relacion por sentirme culpable de sentirme mejor sola,me siento culpable de saber que si se termino la relacion es por que ya no tengo ganas de garchar con el, me siento culpable de que el ya no me atraiga…algn consejo? :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.