Soltera Codiciada Manual de la Soltera Codiciada

Déjame ser la Beyoncé de tu playlist

Lección #98: #NoMeFelicites

A todas las marcas.

Seguro se han apurado en sacar una promoción por el mes de la mujer, una oferta diseñada “solo para ellas”. Probablemente han anunciado orgullosos que quieren celebrarnos dándonos acceso a productos que nos hagan sentir lindas, guapas, queridas, ESPECIALES.  Porque nada grita mejor “eres especial” que un 30% de descuento en manicure y pedicure. Y, no me malinterpreten, soy fiel seguidora de las buenas ofertas pero esta no es una fecha más que haya sido creada para ser comercializada. De hecho, ni siquiera es una celebración para las mujeres, por el contrario, es el recordatorio de que seguimos viviendo en un mundo donde muchas no tienen razones para celebrar.

Pero vamos, tú sabes eso, marca. Tú eres más astuta que las demás. Tú no solo has hecho una frívola promoción o puesto un par de banners rojos que digan “Feliz día mujeres”, tú realmente has profundizado sobre cómo somos y llenado una pizarra con palabras como “atrevida” “luchadora” “multitasker” (esta última, la favorita de todos los departamentos de marketing). Tú no crees en los estereotipos por eso pones mamá junto a trabajadora en la misma frase para que nadie vaya a acusarte de sexista. Tú, que sí entiendes todo, has preparado un anuncio diciéndole a las chicas que pueden ser quienes quieran ser (pero dicho por una supermodelo multimillonaria, claro, porque así es más fácil ser tú misma).

No, no entiendes nada sobre esta fecha, y todo ese display de falso empoderamiento femenino demuestra que no entiendes nada sobre las mujeres tampoco.

Hace un tiempo, cuando trabajaba en publicidad, tuve un cliente que pidió un saludo por el día de la mujer y le devolvimos un post donde, usando elementos coherentes con su marca, hacíamos alusión a que todavía vivíamos en una sociedad “desnivelada”. Por supuesto, rechazaron la propuesta, temerosos de ser demasiado políticos, y estaban en su derecho, pero en la respuesta recuerdo que la encargada, una chica joven, alegaba lo siguiente: “no me parece apropiado hablar de desigualdad porque tal vez eso era en el pasado, pero ahora las cosas ya no son así”.

Mira a tu alrededor, todavía hay países donde mutilan niñas, donde trafican mujeres, donde apedrean esposas infieles, donde queman chicas que rechazan propuestas amorosas. Dile eso a los cientos de adolescentes que son violadas por sus familiares todos los días en este, el país que ocupa el tercer lugar entre los países con mayores violaciones sexuales en el mundo, y el segundo lugar en casos de feminicidios en la región. No me digas que las cosas no son así cuando tú misma sientes miedo de caminar sola por la calle, de tomar cualquier taxi, de terminar demasiado cerca del tipo que no deja de mirarte en el metro. No me digas que las cosas no son así cuando dos amigas no pudieron viajar juntas, en el mejor momento de sus vidas, sin terminar muertas, tiradas como basura en una playa porque dos animales se sintieron con el derecho de disponer de ellas, de sus cuerpos, de sus destinos como les dio la gana.

Por eso, si quieres ser parte de este día, si quieres que tu marca se beneficie de “estar en la conversación”, entonces se parte de la verdadera conversación que debería haber en torno al día de la mujer. ¿Quieres demostrar que te importan las mujeres, que son tan “valiosas” como dice tu publicidad? Entonces publica las respuestas a estas preguntas:

¿Cuántas mujeres hay en puestos de alto mando en tu empresa?

¿Las mujeres ganan lo mismo que los hombres que trabajan en la misma posición?

¿Cuántos meses puede ausentarse una mujer por maternidad?

¿Hay facilidades dentro de la empresa para que una mujer pueda llevar a su hijo si quiere hacerlo?

¿Hay lugares cómodos dónde una mujer puede dar de lactar o sacarse leche?

¿Hay códigos de vestimenta que sean explícitos sobre cuánta piel deben mostrar, qué tan baja o corta debe ser la falda, qué es considerado “apropiado” para una señorita?

¿Tu departamento de RRHH tiene políticas estrictas sobre acoso sexual? Las quejas al respecto son escuchadas y tomadas en serio?

Y hay varias más. ¿Vas a publicar algo de esto? Lo dudo, algo me dice que las respuestas no son tan coloridas como las pancartas que tenías preparadas. Ya sabes que si no tienes nada bueno que decir, no digas nada. Por eso es mejor que te pierdas esta coyuntura, déjala pasar, hasta que realmente la entiendas.

¿Dónde están las verdaderas celebraciones del día de la mujer?

En padres enseñándole a sus hijos a amar y respetar a las mujeres, a no verlas como una presa que hay que cazar, un premio del cual pueden vanagloriarse. En hogares donde las mujeres no le rinden pleitesías especiales a los “hombres de la casa”, donde sus opiniones son valoradas, bienvenidas e incentivadas, donde aprender a ser una dama no es tan importante como aprender a defenderse, a luchar por lo que quieren y a tener una voz propia.

En un centro de trabajo donde las mujeres son apreciadas por su talento, donde no les juega en contra el estar embarazadas o ser solteras, donde ganan lo que merecen y nadie ve en su género, una razón para subvalorarlas.

En una mujer que no se deja idiotizar por un par de promociones y aplausos sin sustancia en este día, que entiende la lucha que hay detrás, que honra a todas las mujeres que hicieron posible que hoy algunas tengamos la posibilidad de votar, de estudiar, de trabajar, de decidir con quién queremos casarnos o si queremos hacerlo siquiera, de manejar nuestro propio dinero y llegar tan alto como tengamos ganas y, al mismo tiempo, que sabemos que nos toca pelear por aquellas que todavía no tienen esas posibilidades.

#NoMeFelicites, respeta mi cuerpo.

#NoMeFelicites, págame lo que merezco.

#NoMeFelicites, déjame tomar mis propias decisiones.

#NoMeFelicites, escucha mis ideas.

#NoMeFelicites, trátame como una igual.

 

10 comments

  1. Diana dice:

    Es importante, y nos da algo de esperanza, saber que hay gente como tu que nos muestra este problema y que tiene la influencia sobre muchos para que abran mas los ojos sobre lo que esta pasando. Eres una gran mujer y aunque no te conozco, me siento orgullosa de ti. Gracias SC, sigue así!

  2. Josefa dice:

    Las mujeres no somos una presa, pero si somos especiales … y cuando olvidamos eso bajamos el estandar a querer ser como un hombre … hombres y mujeres tenemos igual valor y eso es lo que no se entiende … yo no quiero ser como un hombre, no me considero igual a un hombre ellos piensan distinto, hablan distinto, etc etc, solo quiero tener los mismos derechos, y recibir el mismo trato que mencionas. Me siento orgullosa de ser mujer y no tengo que exigir respeto, porque por mi misma me hago respetar.
    Pero no puedo recibir el mismo trato si voy a trabajar con un escote hasta el ombligo, donde en lugar de poner atencion en lo que digo, podran atencion a lo que enseño. Por favor si te ponen un lomo saltado en la cara, no me digas que no querras comerlo.Eso no justifica a esos enfermos que andan sueltos. Seamos coherentes con lo que pedimos y lo que hacemos.
    Seamos honestas, muchas veces explotamos lo mejor k tenemos para atraer miradas. A un hombre primero se le despierta el amor con tu personalidad y luego se le despierta las hormonas … y no al reves.
    Y es cierto en muchos paises del mundo una mujer no puede ni hablar sin el permiso de un hombre, asi que no son solo esas chicas desafortundas q se toparon con esas bestian, alguien puede hablar por las anonimas??? … regresemos al mismo mensaje, hombres y mujeres tenemos el mismo VALOR.
    #NoMeFelicites reconoce mi VALOR

    • pamela dice:

      En ninguna parte dice querer ser igual a un hombre, sino que tener igualdad de derechos! es tan dificil entender eso? yo me siento feliz de ser mujer y me encanta que seamos distintos hombres y mujeres, pero claramente lo que se conmemora es la lucha para tener esa igualdad de derechos, que probablemente en muchos países occidentales se da mas o menos por sentado pero en un montón de otros lugares están mucho peor. Lo referente a la vestimenta y querer “engatusar al macho” me parece de un reduccionismo y simplismo insuperable.

    • Zaría dice:

      Respecto a lo del lomo saltado, ¿como aplica eso en cuanto a un hombre?, ¿cuándo usan bermudas hasta el calzoncillo o pantalones pitillo ajustados o camisa abierta?¿cómo se mide lo que proyecta un hombre en comparación a lo que proyecta una mujer?, yo creo que todas y todos somos libres de proyectar lo que se nos de la gana y que las intenciones se verán en la cancha al ser demostradas por lo que realmente son, un simple “quiero verme linda y profesional al mismo tiempo, la combinación perfecta” o “si el jefe me ve así, es más probable que me ascienda”. Si te denigras tanto como ser humano para optar por la segunda opción, pues aún así tienes derecho a defenderte y ser defendida, pues es probable que lo mismo te suceda al optar por la primera o segunda opción, ¿qué tan corta debe ser tu falda para considerarse un desacato contra la moral o una directa insinuación?: nadie lo sabe; creo que las actitudes son las directas y demuestran el punto que intentas afirmar, en todo caso para eso se pregunta y el ocultar la verdad bajo nuestra aptitud de mujeres acosadas, eso sí es denigrarnos como mujeres.
      #NoMeFelicites reconoce mi valor real.

  3. Yuri Yabe dice:

    Todo lo que has escrito es tan cierto! Cuando voy por la calle y cualquiera se cree con derecho de faltarme el respeto reniego y pienso “qué difícil sigue siendo ser mujer, aún hoy en día.” Hemos ganado muchos derechos en los últimos tiempos, pero seguimos siendo vistas como objeto, seguimos siendo las “culpables” cuando un hombre decide acosarnos, seguimos siendo juzgadas si actuamos igual que un hombre, se nos exige ser mujeres dedicadas al hogar…aunque por encima digan “hey, sí, se profesional, supérate”. Y eso, es sólo por mencionar algunas cosas.

  4. Chachi B dice:

    Hola! A veces leo tu blog porque tengo un par de amigas mías que son fanaticas de tus columnas. Me gusta tu manera de pensar y me siento en total acuerdo contigo con respecto a este artículo. Es importante que no celebren a la mujer por “ser mujer, por ser femenina”, sino por el ser humano que somos de distinto género. Basta ya de tanto machismo y desigualdad. Es tan incómodo sentirnos observadas en todo momento ante la sociedad. Yo creo que en algún momento la perspectiva del mundo hacia la mujer va a cambiar; y así como ahora podemos votar, estudiar y ocupar buenos puestos de trabajo, en algún momento dejarán de vernos como carne y como la débiles.
    Saludos!

  5. Betsy Abanto dice:

    Estoy de acuerdo con lo que leido. En una sociedad machista como la nuestra. En la que no hay respeto por la mujer. Que hay acoso sexual y que cuando te quejas te dicen si esta provocando. Nosotras las mujeres al margen del genero NOS MERECEMOS RESPETO SEÑORES . Y SER TAN LIBRES DE OPINAR COMO CUALQUIERA.BASTA YA DE TANTA AGRESION PSICOLOGICA Y FISICA. BASTA YA DEL COMENTARIO MAS ESTUPIDO Y MACHISTA HACIA NOSOTRAS. TENIAS QUE SER MUJER. SI SEÑORES. EN EL DIA INTERNACIONAL DE LAS MUJERES. MEDITEN PIENSEN ANTES DE AGREDIR O A ACOSAR A UNA MUJER. ACUERDENSE QUE SI ESTAN EN ESTE MUNDO ES POR UNA MUJER. LA LUCHA CO TINUA POR UNA SOCIEDAD MAS JUSTA. SALUDO A TODAS AQUELLAS MUJERES LUCHADORAS Y VALIENTES. Y POR TODAS AQUELLAS QUE ALZAN SU VOZ PARA DECIR BASTA. A ELLAS MI SALUDO Y MI GRATITUD POR ENALTECER NUESTRO GENERO

  6. Janno dice:

    Pues en ingeniería las mujeres simplemente no dan…..mis compañeras se fueron cambiando a derecho administración….y afines por que el cálculo al parecer es muy complejo para ellas….y las botas punta de acero no van con la blusa…..y eso no es MACHISMO¡¡¡¡¡

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.